Isabel y Segovia: cultura y gastronomía

nachoIniciamos una nueva colaboración en nuestros recorridos tras los pasos de ISabel. Se incorpora al equipo Ignacio Isidoro Benítez, autor y Dircom de Argataca, página web especializada en Arte, gastronomía, vinos y caza.

Participó en la ruta “¡Segovia por Isabel!“, y comparte su particular visión de esta ciudad.

 

Diversos son los lugares, parajes… andanzas de Su Majestad a lo largo de su reinado. Enclaves históricos que abrieron sus puertas a la más bella de la monarquía hispánica. La templanza y la personalidad característica, hizo de la Reina Isabel de Castilla una mujer apasionada de la cultura de su reino, siendo muchas veces abducida por el arte de lo culinario que por aquellos tiempos se acuñaba en una sociedad de carácter estamental.

vino

La gastronomía, gran protagonista que celebraba exquisitos banquetes para la Corona, nobleza y clero, era regada por el caldo más codiciado. En este siglo XV, cuando la reina Isabel fue coronada en 1474 en la iglesia de San Miguel de Segovia, el arte de lo culinario no podría tener mejor compañero en la mesa que el propio vino; fue en este momento, finales del XV y principios del siglo XVI cuando la vinicultura se desarrollaba mayoritariamente en Francia, aunque el reino de España también tenía una producción suficiente de vino que abastecía de taninos y aromas a los ilustres escudos de armas que engalanaban palacios, castillos, abadías, conventos. Era sinónimo de elegancia, honor… protocolo vinícola que era aval de la firma de negociaciones Reales, concesiones de títulos nobiliarios, rituales religiosos.

Servido en creativas jarras de barro cocido, su artesanía se valía de puchero alto con rebaje y un asa para deleitar a los asistentes.  El lujo de la época que en la actualidad, tabernas y fogones que recuerdan con amor a Isabel de Castilla, exponen su vino más especial en estos recipientes  que forman parte de lo artístico en cuanto al arte culinario se refiere.judionespuchero

Pero… el vino, era el maridaje perfecto de la gastronomía más selecta. Segovia, era y es sin duda la referencia del cochinillo, que previamente regado por la sopa castellana o los judiones de La Granja, tildan de noble la más exquisita carne de las tierras de Castilla. Suave por dentro, crujiente por fuera; auténtica degustación que recuerda a los banquetes de la época. cochinilloPostre que representa la presencia judía en tiempos de la reina; ponche segoviano del último rabino, receta centenaria que endulza el final feliz de la previa exquisita persistencia del lechón asado.  Este dulce judío rinde un homenaje a la Segovia culinaria desde el barrio judío que abre sus puertas desde la Plaza del Corpus, enmarcado en la calle de Isabel la Católica.ponche

La gastronomía isabelina comienza su recorrido en la ciudad de Segovia, una de las ciudades de obligada residencia de la reina Isabel, donde palacios, casas nobles y el imperioso Alcázar que desde su atalaya observa los frondosos valles de los ríos Eresma y Clamores; las referencias de tan soberbia construcción a los Reyes Católicos – matrimonio formado por Isabel de Castilla y Fernando de Aragón – son inevitables, de no ser así por las continuos actos que tenían lugar en todo rincón del Alcázar.

Ignacio Isidoro Benítez Blanco

Author & Dircom ARGATACA ® | 2love2taste

www.argataca.com | argataca.info@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s